Características de los depósitos y activos del mercado monetario

Características y funciones: depósitos y activos del mercado monetario

Òscar Elvira, profesor de Barcelona School of Management, expone las funciones y las características de los depósitos y activos del mercado monetario.

Cuando un cliente acude al banco con dinero, se pregunta ¿cuánto me pueden ofrecer? Seguramente el director de la oficina o el empleado del banco le responde: depende de lo que usted quiera ganar. ¡Hombre! Yo quiero ganar lo máximo, pero con el mínimo riesgo. Lo comprendo, pero yo le puedo ofrecer una serie de productos, y usted decide.

Por ejemplo, ¿quiere usted contratar un depósito? Le ofrezco un 2% de interés a 12 meses. La persona se puede preguntar ¿esto es mucho o es poco?

Depósito bancario

Un depósito bancario es asumir un título de deuda. Es decir, como cualquier activo financiero, un depósito bancario es activo para el que lo va a poseer. En este caso, se trata del cliente del banco, pero a la vez va a ser un pasivo para el banco, ya que es una deuda que dicho banco tiene que devolver. Evidentemente pagando un precio por ello. Y este precio es el que denominamos tipo de interés.

¿Es la única alternativa que nos podemos encontrar dentro de un banco? Pues depende, cada vez más a los clientes les preocupan cuatro cosas: rentabilidad, obvia por un producto de ahorro, el riesgo, la liquidez, es decir, la facilidad de poder recuperar el dinero en cualquier momento y la fiscalidad.

Los mercados financieros

Un banco parte de los depósitos, que sería la forma tradicional de financiarse. También tiene otros productos que te permiten entrar en un mercado que es el que denominamos mercado financiero. En dicho mercado, como cualquier otro, acuden empresas, mercados (…) que tienen la necesidad de dinero porque tienen que hacer inversiones. Y acuden personas con ahorros, que son los que llamamos agentes con excedente de capital. Lo que hacen es cederlo a aquellos agentes con déficit de capital. Lo que les va a unir es un precio y éste es el que vamos a denominar tipo de interés.

Tipos de mercados financieros

De mercados financieros podríamos decir que hay básicamente cinco, de los cuales tres son mercados principales. ¿Cuáles son? El mercado monetario, el mercado de renta fija, y el mercado de renta variable. Tradicionalmente tenemos dos más que son el de divisas y derivados, que aunque tengan un nivel de transacción muy elevado, no son considerados mercados principales.

Así que para el día de hoy me voy a basar en el primero, en el mercado monetario o mercado de dinero. En otro módulo se hablará de mercado de renta fija o de bonos. Y en otra lección, en el mercado de renta variable o de acciones.

El mercado monetario o el mercado de dinero

Si una empresa tiene que financiar una inversión, que es lo que vemos dentro de su activo, puede hacerlo con distintas fuentes de financiación. Una es a largo plazo y otra es a corto plazo. El corto plazo, el plan general contable español de 1991 nos dijo que sería cualquier producto que tuviera una vida inferior a doce meses.

En el caso de una empresa, este producto se denominará “pagaré”, en el caso de un banco un “pagaré” y un depósito. Si estamos hablando de un estado, será un bono a menos de doce meses, y este bono en concreto, en el caso español se denomina “letra del tesoro”.

De todas formas, el plazo de doce meses es un poco distinto, sobre todo desde que entró España en la Unión Europea.

¿Qué se entiende por mercado monetario?

Pues es un mercado donde se negocian títulos de deuda, cuya vida tiene menos de dieciocho meses.

Que sea así, significa que alguien como yo que tenga un fondo de inversión que invierta en mercado monetario, pues dentro de la cesta de la cartera de activos de este fondo, habrán activos que la vida máxima sea de dieciocho meses. Pero si los mantenemos hasta su vencimiento, cada día que pasa es un día menos, así que fijaros que, al final, la vida media de los activos del fondo de inversión del mercado monetario debe tener una vida algo así como entre nueve y doce meses, una vida media.

Por eso la gente de a pie, tiene la conciencia de que el mercado monetario es productos a menos de doce meses. Pero que sepáis que el título máximo que puede formar parte de esta cartera es un activo hasta de dieciocho meses. Por ejemplo: si Telefónica emite un “pagaré”, que es un título de deuda, pues este pagaré debe devolver el dinero antes de dieciocho meses.

El mercado monetario tiene una elevada liquidez

La segunda gran característica de este mercado, es que es un mercado con elevada liquidez. ¿Qué significa esto? Que es fácil recuperar el dinero, que uno puede entrar y salir cuando quiera. ¿Por qué motivo es esto? Porque es un mercado mayorista, donde no van particulares, van grandes instituciones que lo que hacen es ofrecer dinero, pues para un plazo de un día, de una semana, de un mes, de doce meses… hay distintos plazos.

También se comenta que es un mercado con reducido riesgo, y cuando hablamos de riesgo, a parte del comentado riesgo de liquidez, que es bajo, también tenemos un riesgo reducido del emisor. Es decir, la probabilidad de que el que emite la deuda acabe incumpliendo sus obligaciones de pago es pequeña, y hay un riesgo de precio, que haya una volatilidad del precio en el mercado.

En este mercado es reducido, por lo tanto estamos en un mercado con aparente bajo riesgo. En consecuencia, ¿cómo crees que debe ser esta rentabilidad? Evidentemente no puede ser muy alta. Quien invierte en este mercado, a cambio de la seguridad, a cambio de primar el no perder el dinero, acepta ganar menos dinero, acepta tener menos rentabilidad.

Títulos emitidos al descuento

¿Cómo son estos activos? Mirad, algunos de ellos, como la “letra del tesoro” o el “pagaré”, son títulos emitidos al descuento. ¿Qué se entiende por título emitido al descuento? Que el precio que pagas hoy es menor que el valor nominal que vas a recuperar al vencimiento. Por ejemplo, si yo sé que el tesoro español dentro de doce meses me va a pagar mil por un activo de deuda, yo hoy, cuando vaya a la subasta a comprarlo, evidentemente pagaré menos de mil.

Por ejemplo si pago 950, pues al vencimiento, a los doce meses, yo tendría un beneficio en este activo de 50, que sería la diferencia entre el precio pagado 950, y el precio que recuperó al final que serían unos mil.

Rentabilidad prefijada

Otra característica de éste mercado es que, otros productos no emitidos al descuento como un depósito tienen la rentabilidad prefijada, es decir, se conoce des del primer momento. ¡Y cuidado! No tiene por qué ser fija. Puedo emitir un bono a doce o dieciocho meses, donde la rentabilidad pueda depender, por ejemplo, de un índice como la inflación, o un tipo de interés como el Euribor, que es un tipo de interés interbancario.

¿Qué activos entonces, me podré encontrar? Básicamente, activos relacionados con el dinero, depósitos bancarios, letras del tesoro cuando sea el emisor público, o pagarés de empresa, o pagarés bancarios cuando sea emisor privado. También es muy común que los bancos nos ofrezcan “repos”, que es un producto que tiene la banca para retribuir excedentes de tesorería y ya veréis que no dan mucho.

También hay los RFN’S, que son tipos de interés, donde la tasa de interés es flotante, no es fija. Además, en el mercado monetario se negocian tipos de interés a plazo y finalmente todo lo que haga relación a los fondos de inversión que hagan inversiones en mercado monetario.

Òscar Elvira

Doctor en Ciencias Económicas por la Universitat de Barcelona (UB), licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universitat Pompeu Fabra (UPF). Profesor asociado en la Universidad Pompeu Fabra en el Departamento de Economía y Empresa. También es docente en dos centros adscritos a la misma UPF: la Escuela Superior de Comercio Internacional (ESCI) y en los Programas de Postgrado de la UPF - Barcelona School of Management. Director del Máster Universitario en Banca y Finanzas de la UPF - Barcelona School of Management. Su trayectoria profesional comenzó en 1997 en la Universidad Pompeu Fabra y UPF - IDEC. Colaborador en consultorías sobre estudios de viabilidad dentro del Departamento de Economía y Empresa, el impacto del Euro en las empresas y recientemente como perito de diversos productos financieros vendidos. Su tesis doctoral, dirigida por el Dr. Oriol Amat y titulada "La gestión de beneficios. El caso de la empresas incluidas en el IBEX 35", analizó si las empresas españolas aprovechaban el vacío legal que existía en el PGC para obtener unos resultados determinados. A nivel docente, centra sus clases en temas financieros, básicamente en matemática financiera y mercados de capitales. Obtiene los títulos de European Financial Advisor (EFA) por European Financial Planning Association (EFPA) y el de International Certificate in Financial Advice (ICFA), título expedido por el Instituto Financiero Anaf y Securities & Investment Institute (asociación creada por miembros de London Stock Exchange). En 2002 entra en Gesiuris Asset Management SGIIC S.A, donde gestiona tres instituciones de inversión colectiva: Magnus Global Flexible Sicav, Privaclar Sicav y Pistrincs 2004 Sicav. Es también consejero de URC Patrimonis i de Privaclar Sicav, sociedades que cotizan en el MAB. Autor de diversos artículos, libros y capítulos de libros sobre temas financieros. Ha sido ponente en conferencias, cursos y seminarios en España, México, Ecuador, Uruguay, Argentina y Chile, entre otros países. Autor del video blog de Economía y Finanzas “Patrimonia”.

Escribir comentario