Las rebajas de los impuestos que afectan a los mileuristas
rebaja impuestos

La zanahoria de Montoro

Albert Sagués, profesor del Máster en Asesoría Fiscal de la UPF Barcelona School of Management, nos habla acerca del anuncio del ministro Montoro de la rebaja de los impuestos para poder tirar adelante con los presupuestos generales del Estado.


Después de recordarnos con su vocecita que las rebajas de impuestos se hacen a final de legislatura, el ministro Montoro ha tenido que rectificar y anunciar que su famosa zanahoria se adelantaba por las presiones en el marco de las negociaciones políticas para conseguir tirar adelante con los presupuestos generales del Estado.

¿A quién afecta esta repentina rebaja de impuestos? ¿Quién saldrá beneficiado de esta exención en el IRPF?

Por lo que he oído en las declaraciones del ministro Montoro y de Albert Rivera, parece que no tendrán que pagar IRPF (ni se les aplicará retención en la nómina) las personas que tengan rentas del trabajo de hasta 14.000 euros anuales. En la actualidad esto pasa, pero hasta un límite de 12.000 euros anuales. Subimos, pues, el umbral en 2.000 euros.

En pocas palabras, hasta 14.000 euros de sueldo no se paga IRPF.

Los que ganen de 14.000 a 17.500 euros seguirán pagando, pero beneficiándose de unas reducciones que rebajan bastante su factura fiscal (en la actualidad este grupo está situado en la franja de los 11.250 a 14.450 euros).

Como percepción directa, en euros al bolsillo, quiere decir que una persona que gana 14.000 euros brutos al año y que actualmente paga 753 euros de IRPF dejará de pagarlos a partir del 2018. Serán 62 euros extras cada mes, que bienvenidos sean. Muy mezquino sería pensar que, de cara a futuras revisiones de sueldo o actualizaciones de pensiones, este aumento que supone dejar de pagar IRPF fuera la excusa para no subirlas o actualizarlas. Pero no me hagáis caso, esto sería de trileros, soy demasiado desconfiado.

Volviendo al tema que nos ocupa, aún así no me ha quedado demasiado claro como se aplicará esta medida. Se ha hecho el anuncio, pero desconocemos la letra pequeña, la importante.

Si esta bajada de impuestos se hace en la línea del actual texto del IRPF, se beneficiarán asalariados, pensionistas y parados que cobren prestación, pero siempre que no tengan otros ingresos que excedan los 6.500 euros (becas, ayudas, alquileres, etc.). ¿Quedará, pues, limitada a los trabajadores en activo? ¿Excluirá los pensionistas y parados? Todavía no lo han aclarado.

Este beneficio fiscal ya existe en la actualidad, pero se aplica a trabajadores que cobran hasta 14.450 euros al año. Ahora se amplía el límite a 17.500 euros. De lo que no se ha hablado es de los pequeños autónomos que hoy también disfrutan de esta ventaja fiscal. Un autónomo que gana menos de 12.000 euros hoy no paga IRPF. ¿Entran también en la reforma? ¿Se beneficiarán del nuevo tope de 14.000? ¿Se han olvidado de los pequeños autónomos por el camino?

Los mismos inspectores de Hacienda ya lo advertían. Decía el inspector Jose María Mollinedo, representante del sindicato Gestha, que actualmente muchas personas que están por debajo de los 12.000 sí que tienen que pagar impuesto sobre la renta, puesto que han tenido otros ingresos (aproximadamente el 16% de los afectados) y por eso habrá que ver con mucho cuidado la famosa letra pequeña para saber quién son los beneficiados reales de esta nueva y apresurada reforma fiscal del ministro Montoro.

Mientras tanto, felicidades a los mileuristas (sean trabajadores, pensionistas o parados -¿y los autónomos?-) que tienen el privilegio de vivir en España, paraíso fiscal del mileurismo. A pesar de que imagino que a los mileuristas ya les gustaría ganar más aunque fuera a cambio de pagar un poquito de IRPF. ¿O no?


Este artículo ha sido publicado en www.ara.cat

Albert Sagués

* Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales. Desde 1990 es profesor asociado del Departamento de Economía y Empresa de la Universidad Pompeu Fabra, así como profesor del Máster en Fiscalidad de la UPF - Barcelona School of Management. Asesor fiscal con más de 25 años de experiencia y economista especializado en aspectos de planificación fiscal y asesoramiento tributario. Experto en la fiscalidad de productos financieros y la planificación patrimonial. También es perito judicial en materia económica. Actualmente, como socio de RSM Tax & Legal, es el responsable de la división tributaria de RSM Spain, que asesora y presta sus servicios a empresas y particulares, tanto a nivel nacional como a nivel internacional. Autor del video blog de Economía y Finanzas “Patrimonia”.

Escribir comentario